Para ver las fotos pinchar en la foto

Hoy teníamos un día solo de almuerzo con el amigo Héctor en Vistabella del Maestrazgo...subir y bajar ... debería haber sido...pero no,  pues iríamos por Puertomingalvo  y para casita... pues tampoco, porque antes del pueblo vi un camino de tierra que se perdía entre pinos y curvas en subida hasta casi la cima de la montaña , y por ahí me propuse subir, pero después de casi media hora disfrutando me tuve que dar la vuelta porque la bajada era imposible con estas ruedas y con esta moto, una trialera de las que hacen época que no me atreví a bajar (estoy haciéndome viejo), pero bueno en ocasiones una retirada a tiempo te hace disfrutar después de cosas y lugares que no preveía,  así que media vuelta y para casita, aunque no se me quitaba de la cabeza, y mira por donde,  pasada la ermita de Santa Bárbara de Puertomingalvo,  me acorde de un camino de tierra que hace años hice en moto de campo y no me pude resistir a la tentación, hacia tanto...tanto tiempo, que no me perdía entre piedras y barro, entre polvos y baches, entre sol y sombras con dibujos  a recuerdos que fue más fuerte la tentación que el resistirme a no adentrarme en sus entrañas, con lentitud y caminando con parsimonia como queriéndome mimetizar con el paisaje, fui acostumbrándome poco a poco al bamboleo de la pequeña Honda que adaptaba su amortiguación con el paso de los metros al rudo mundo para donde ella no está construida, el camino cruzaba algún riachuelo  hoy seco en alguna ocasión llevaría agua, subidas y bajadas y algún buitre  vimos sobrevolando las alturas también, la montaña a mi vera parecía como un gigante arropándome con mimo a sus alas de sombras, a lo lejos algún perro ladraba, mientras el mugido de la vaca que encontré en mitad del camino igual me quiso expresar  el entusiasmo al desconocido, o tal vez su desgana para quitarse del centro del camino (sería lo más probable ), el camino se desdobla y vemos el pequeño pueblo de Castelvispal es un precioso pueblecito muy chiquitín que se encuentra en la Comarca Gúdar Javalambre, y actualmente es un barrio de Linares de Mora. Castelvispal sorprende mucho antes de llegar hasta él. Se puede decir que el lugar perfecto para desconectar del mundo. La carretera que lleva hasta allí Linares de Mora, subiendo y bajando montes, nos sorprende a cada paso. Desde la zona más alta de esta carretera veremos el pueblecito escondido en las faldas de la montaña, hacemos una pequeña visita y nos dirigimos hacia Linares de Mora por una autentica y sinuosa carretera de montaña donde encontramos el mirador sobre el rio Linares, precioso todo lo que se divisa desde el, las fotos de rigor y llegamos al cruce de la A-1701cojiendo dirección a  Linares de Mora y de ahí hasta  Valdeliñares donde pretendía comer pero me encontré cerrada casa Vicenta por jubilación, así que mi gozo en un pozo y  continúe  ya hasta casa, Fortanete, Cantavieja,  Ares, La Vall  D´alba y a casita.
Día de los que hacía tiempo no me regalaba y me lo pase en grande rodando de nuevo.
En casa sin novedad
Ser felices
Manuel Martín (MAMU_56)  

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.