Otro día más, y de los que te examinan para opositar a rutero o quedarte en casa para siempre, si hubo un día en la primera parte de esta ilusión que creía que la conducción no podía ser más extrema subiendo por aquellas rectas de Romaniemi, me equivocaba de cabo a rabo, ¡increíble el día de hoy¡, salimos con un buen chaparrón de granizo para amenizar el día, seguimos con una pequeña subidita de puerto con las primeras nieves, pero bueno, no era nada para asustarse, se apunto el viento de costado con rachas que en ocasiones creí que tendría que parar, se va el viento y vuelve la lluvia con una fuerza que no conocía por estos lares, generalmente la lluvia aquí es muy como la de Navarra por la tarde, finita y que cala, pues nooo, hoy era con mala leche jejeje, termina esta lluvia y creo ver que en la visera del casco cuando empezamos a subir una pequeña pendiente, como que las gotas de lluvia se pegaban mas de la cuenta, ¡¡coooño¡¡si es nieve me digo, ya los campos colindantes estaban con una fina capa que los cubría, pero según subía hacia el Centro del Circulo Polar Ártico la cosa se ponía seria y fea, y faltaban seis kilómetros y medios para llegar a dicho lugar, en uno o dos momentos pensé darme la vuelta por que la Madrileña parecía tener aceite en las ruedas y yo hace tiempo deje las nevadas de Navarra, y no quería por una caída fastidiar cualquier cosa, pero como no soy persona que ante las dificultades en moto se amilane me convenzo a mi mismo y con mas miedo que vergüenza, para arriba, con la tranquilidad que da la situación y poquito a poco consigo llegar al centro, las fotos de rigor (pocas), por que empieza a nevar y esta vez con más fuerza, entro, compro unas pegatinas de recuerdo y chapescado para abajo, por cierto, en el local estaba el chaval de la african twist moderna, que embarco con los demás para ir a Bodo, cuando me vio se sorprendió y se rio a la vez apuntándome con el dedo diciendo ¡ya estás aquí¡, sorprendido jejej.
Luego la bajada no fue tan mala como parecía, eso si con mas agua, y una zona de lagos y unos bosques para verlos despacito, y una carretera para disfrutar de lo bonita y limpia que estaba.
Y poca cosa mas se dio…bueno si el amigo Silvio salía después de mí con su african twist del 90, y cuando estaba yo en el alogamiento se apuntó después y dice que corre demasiado la vespa jejej, ahora esta haciendo espaguetis chinos, a ver a que saben, mañana os lo cuento.
Ser felices
Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.