Pues ya llevamos una semana y parece que fue ayer cuando iba con la incertidumbre si podría pasar a Noruega, y a día de hoy casi me la comí entera (bueno aún falta tela), estoy en Moskenes, ¡bueno¡, ahora estoy en una casita en un pequeño puerto que parece de dibujos animados en Sørvågen, un pueblo de pescadores en el municipio de Moskenes en el condado de Nordland, ¿y porque estoy aquí?, cuando tendría que estar navegando por el mar de Noruega camino a Bodo, pero… o yo no me entere cuando me lo explicaron, o también puede ser que el que me lo explico se quedo cortito, pero es igual, uno por el otro la casa sin barrer. Mañana si espero que haya barco a las 7 de la mañana y poder dejar atrás esta maravilla de la región de Lonfote, increíble la etapa de hoy con un día Español total, con un sol que hacía justicia cuando levanto la niebla matinal, con una carretera como las que gustan rodar en vespa, curvas, subidas y bajadas sin apenas tráfico, aunque estrechita en ciertos lugares, con mil túneles que igual atravesabas la montaña, que te sumergías por debajo del tranquilo mar… y puentes increíbles de soñar, y son reales porque rodé por ellos,  pero también de imaginaciones y de la inventiva mas haya de cualquier pensamiento soñado de su autor.

Creo que Dios tenia que haber repartido la belleza de este lugar, aunque creo también que sus habitantes hacen mucho por tener este trocito de cielo tan cuidado y tan increíblemente bello, me gustaría explicaros como las montañas con sus nieves perpetuas regalan con enormes cascadas a ese mar que le arropa su agua cristalina y fría, que sus playas son de una arena finísima y adornadas a los lados con rocas negras, que si miras de frente encuentras tantas pequeñas islitas que parecen pecas que emergen en carita de niña guapa, luego, los colores son azules de mil gamas pero todos intensos y brillantes, y las casas rojas como mejillas rojas cuando te sonrojas,  me voy sin ver (dicen que ya se ven )las auroras boreales, el sol de medianoche si lo vi y lo padecí, y sus pueblecitos, sacados de los dibujos animados en las rocas que abrazan el silencioso mar y sentirte arropado y observado por multitud de reflejos en Lofote aqui puedes sentirte y encontrarte a ti mismo.

Hoy intentare poneros unas poquitas fotos para que el que no haya estado por aquí se dé una ligerísima idea de lo bella y lo impresionante que es esta tierra.

Pd. Hoy le quiero dedicar y regalar esta etapa, que por ahora es la mejor que hice y la más bonita a mi papi que se que me esta siguiendo todos los días, y aunque no lo diga, esta contento de lo que estoy haciendo, te quiero papi.

Ser Felices.

Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.