Pues ya estamos de nuevo donde lo dejamos, en la aldea del tito Papa Noel en Rovaniemi, en la Laponia real, esa que cruzaremos de sur a norte y que nos llevara hasta la ilusión nunca olvidada. Día largo de aviones y aeropuertos, pero contento y decidido de nuevo a hacer esa foto en la bola de Cabo Norte, os la debo, pero sobre todo me la debo a mi porque me ilusione hace muchos años de una historia, y quiero sentir esa historia en mí, la persona que me la conto en primera persona sabéis que ya no está en esta tierra, pero estoy seguro de que esta por el universo viéndome las “cabriolas” que tengo que hacer para poder acercarme a un simple guion de lo que él vivió y me conto.

Mañana nos darán la Madrileña, que ganitas tengo de achucharla un poquito, le daremos una duchicha con agua y jabón para que ella se vea guapa, le haremos una pequeña revisión, haremos también unos recados que tenemos que hacer por Rovaniemi y pasaremos el día de relativo relax, para el martes con la ilusión intacta de emprender el camino de nuevo.

Quiero desde aquí dar las gracias a todas esas personas que me empujaron y que me auparon para que no me viniera abajo después del primer tropezón, y como no gracias, a Isabelita por que se pegó un soberano palizón para que yo pudiera estar aquí hoy, sin ella no habría sido posible, incluso este viaje, por muchas cosas.

Pd. Quiero desde aquí también acordarme del amigo Perico para que se reponga lo antes posible de ese “pequeño” contratiempo que tuvo, seguro estoy que pronto volveremos a rodar juntos.

Ser felices

Manuel Martin (MAMU_56)

 

 

 

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.