Dia 12.
Por tierras del Norte, como dice el amigo Toño Feijoo.
Esta mañana con la incertidumbre que se tiene a lo desconocido, nos levantamos temprano…demasiado diría yo, teníamos el ferry hasta Helsinki a las 7´30 horas, como siempre una hora antes tenías que estar haciendo cola y con exactitud nórdica a la hora empunto se abrió el burladero para ir encajonado la única moto que no era otra que la Madrileña, coches y camiones la precedieron, le dicen ferry, pero tenia “solamente” nueve plantas y encima las chimeneas (oño, esto me quedo muy de pueblo), un autentico transatlántico con su casino y todo, maquinas de juego, restaurantes, amos que autentico caviar, “me viene al pelo” ahora que íbamos por mar.
La entrada en puerto todo un espectáculo como atracan estos mastodontes de hierro, pero yo estaba mas pendiente si me dejasen o no entrar…
Y aquí pongo puntos suspensivos por que una de las anécdotas del día por saber menos ingles que el bombero torero (con perdón).
Bajamos la pasarela y todos otra vez encajonaos esta vez nos recibían con carpa blanca y un sinfín de policías, sanitarios y subalternos al son de los silbatos ¡¡cooooño¡¡ me dije, esto se pone feo Mamue, todo está parafernalia para pasar el control aduanero en Helsinki, un cuarto de hora después de… mirarme el pasaporte europeo, pruebas PCR, el pasaporte Nacional, DNI, me dice que necesito las dos vacunas una policía muuu simpatía y guapetona, yo le digo en typical spanish muuu culto, y creyendo que No me entendía, joer con lo guenorra que estás y me vas a tirar para atrás,.. ella se ríe, y digo oño!! La cagué, pues no, ¡ole ¡seguro que le resultó gracioso, me pregunta si voy de paso, esto en ingles, que lo entendí por la cuenta que trae, le digo que SI, y me dice ...adiossss, en un español muuu raro, amosssssssssss, no mire ni para tras, algo debería entender, o un mucho, por que se quedo con la copla, y lo dice uno que también en su día hizo ese trabajo.
Como suponéis salí del recinto portuario más contento que marrano estrenando lazo, luego la carretera de nuevo, las largas rectas otra vez, pero hoy en vez de haber arboles , que los había, teníamos lagos de mil maneras y colores diferente.
Ser felices
Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.