Dia 6.
Dia de contrastes
Empezamos el día con niebla desperezándose y blanco como es normal por estas latitudes, con ese olor característico a la alta montaña, entre añejo y hierva recién cortada, a roció de noche clara y estrellas arropadas con cachos de primavera y soles errantes buscando mañanas como vagabundos buscando pan.
La madrileña mientras se quitaba las legañas subiendo empinadas cuestas del parque Grossglocknr, más bien parecían escaleras, y ella se retorcía en ocasiones como jamelgo dando coces, recordaba “seguramente” que la anterior vez haya por el 2009 se le atragantaron sin el peso de hoy, pero la experiencia es un grado grande y pesado en ocasiones, por eso este año “pensaría la bella” no defraudaría al jinete, y válgame, Dios que así fue, se comporto como una autentica heroína de cuentos de hadas y príncipes de beukelaer entre nieblas y lluvias de mañanas en los Dolomitas con sus perpetuas nieves y cascadas desafiantes. al infinito vértigo de sus montañas.
La etapa fue pasando inexorablemente desde Zell am See, parada obligada para ver su lago navegable y recordar otros kilómetros hasta este lugar, seguimos hasta Salzburgo para terminar al ladito de la mítica y desgraciada Mauthausen, en el estado de Alta Austria, recordada por sus campos de concentración de una sin razón que nunca debió pasar en la historia de la humanidad.
Pasamos página y mañana será otro día si Dios lo quiere, que esperemos sea por lo menos como este, o como decía la letanía del Quijote… coronado de áureo yelmo de ilusión; que nadie ha podido vencer todavía, por la adarga al brazo, toda fantasía, y la lanza en ristre, todo corazón.
Ser felices
Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.