Para ver las fotos pinchar la imagen

 

Buena salidita hoy para desentumecer un poco el motor de la Catalana y el de uno mismo, acompañado de Pedro (Perico siempre un placer rodar con él), buena mañana para ver la montaña en su plenitud, aunque empezó con la niebla, que como el refranero dice, mañanitas de niebla, tardes de paseo.
 Según subíamos de cota, la niebla se disipaba poco a poco como el vapor de una caldera, y sin darnos cuenta ya estábamos en las cascadas del rio Carbo entre senderos de tierra y dejando atrás la posada del Carbo y masía Roncales, el rodar por tierra  para mí es como para los patos el agua, me gustan los caminos estén como estén, es otra forma diferente de rodar en la moto que sea.
Estábamos disfrutamos de la ruta y de pronto a la Catalana se le ocurrió soltar el cable de acelerador del puño, así que tuvimos que sacar el cable por el cofano y seguir disfrutando los casi cien kilómetros que nos quedaban para casita , porque no era cuestión de sacar toda la careta delantera  y ponerse a cambiar el cablecito, así que con alegría hicimos esos kilómetros que apetecían ya con un tibio sol que calentaba la mañana.
Mañana si Dios lo quiere será otro rodar , otros kilómetros, otros sentimientos con esos olores de verde campo, de aguas cristalinas en riachuelos que pronto desaparecerán con la venida de la primavera, mañana si Dios lo quiere volveremos a rodar por veredas de mil vidas donde la polvareda será el bullir de  la retórica de mil letras encontradas entre rodadas de mil vehículos no conocidos.
Mañana si Dios lo quiere volveremos ...

En casa sin novedad

Ser felices

Manuel Martin  (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.