Para ver las fotos pinchar en la foto

Otra salida la de hoy con los Vespaaaacitos, corta, como siempre, ir con este peculiar grupo es como ir a misa y no quedarte a recibir la comunión, jejej. Pero todo lo que de singular tienen, lo suplen de buena gente y de interés por rodar con la vespa. 
Cuando salgo me gusta hacer muchos kilómetros, me gusta sentir esos kilómetros en el trasero después de rodar las primeras 4 o 5 horas y tener en el depósito de la moto dos o tres repostajes hechos, a partir de esos momentos empiezo a sentir la vespa, su ronroneo de mujer ya entrada en años, todos esos de los que ella y yo ya entrado en años también sabemos cómo sentirlos con el calor de la tarde, y el sol  deslumbrandonos los ojos a la altura de la visera del casco, hoy no iba a ser el caso de rodar y rodar que dice la canción pues  rodamos hasta el Parque Natural de Sierra Calderona en las comarcas Camp de Túria, Horta Nord y Alt Palància de la Comunidad Valenciana, entre las provincias de Castelló y Valencia, prolongación oriental de la Sierra de Javalambre. Corto el recorrido y corta la subida a su alto, gracias a Dios... pero con mil obstáculos en forma de ciclistas y domingueros que a un servidor le dieron hoy un susto que sirve como "anécdota" del día, gracias tal vez a los muchos años que llevamos encima de una moto o tal vez, y estoy seguro de ello, al omnipresente siempre mi  Dios, al que rezo y recuerdo dándole las gracias todos los días y en estos momentos mas, siempre está echando su manto amigo, solo por eso todo quedo en una mera y simple anécdota... ¡¡¡y era jueves¡¡¡ un día de fiesta o domingo esta carreterita debe ser el camarote de los hermanos Marx en versión ciclista, o El exorcista,  de William Friedkin
.
Creo que siempre se le echa la culpa a las motos en general de todo lo humano y lo divino, os aseguro que cafres somos en todos los lados (me pongo el primero), pero lo visto hoy con los señores y señoras ciclistas se tendría que mirar con algo más que con una lupa.
Después de la tempestad siempre viene la calma y esta vez fue en forma de almuerzo en el Restaurante El Collao, Carretera Burjassot Torres Torres, Km. 25, buen lugar para hacer un receso entre curvas y ciclistas deseosos de emular a los grandes del peloton, para a continuación subir hasta el mirador de Garbi , 593 metros, desde lo alto de la elevación se puede observar tanto la costa valenciana como el interior de la Comunitat. El mirador abarca las vistas de innumerables parajes naturales, como el Golfo de Valencia, el Parque Natural de l'Albufera, el cabo de Sant Antoni, el Parque Natural del Montgó o las Islas Columbretes. La amplitud que ofrece el mirador del Garbí hace que sea el enclave perfecto para contemplar el paisaje valenciano, os lo recomiendo para un día de fiesta en el que os aburrís en casa y no lo hayáis visitado.
Luego la vuelta a casa con un día casi perfecto para rodar con el poco sol y medianamente fresquito fue por Segart , Albalat de Taronchers , Petres , Almenara playa subiendo hasta Nules con Perico una vez dejamos el grupo para enlazar nuevamente con la N340 y subir hasta San Juan de Moro.
Gracias de nuevo al grupo Vespacitos por estos kilómetros y por vuestra compañía una vez más.
En casa sin novedad 
Ser felices 
Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.