Dicen que una fotografía vale más que mil palabras... en esta que estáis viendo podréis observar todas las frustraciones que persona o personas donde reflejan todos sus  fracasos, sus iras, las envidias, los rencores, saña, odio... pero sobretodo, lo amargada, solitaria y pobre que debe ser la vida de estas o estas pobres personas, porque la felicidad en ellos debe ser una quimera en sus sueños... se reherían cuando borraban un nombre que solo era eso, un nombre y un apellido entre otros dos, que sirvió para un proyecto hace años, y que después de muchos años ellos valientes donde los haya con el amparo de la soledad de un pequeño taller se dedicaron a sacar todas sus fobias y frustraciones de su pobre existencia, se ensañaron con alevosía contra unas simples y hermosas letras.
Qué pena que en este gran club, que algunos como un servidor puso su granito de arena para que llegara a eso, a ser GRANDE, y conocido haya donde nadie sabía de sus existencia ( eso no me lo quitara nadie) y otros sean tan infelices que se regodeen en rallar un nombre con saña simplemente por hacerlo, que destrocen una moto que regale al club, ¡¡porque era mía¡¡, (el motor era de otro socio) y el dinero de las piezas las puso el club, fue la primera vez que este club salió al mundo de la vespa a lo grande.
Supongo que ya todo el mundo sabe que nombre borraron, porque este nombre se siente orgulloso de que una vez formo parte de un club grande y que en su historia también esta lo quieran o no estos pobres cobardes infelices.

                                                                                                     

 


Y por último, el nombre no "os gustara", pero las piezas que le faltan a la pobre vespa si que os la habéis agenciado, pues saber que lleváis algo de ese nombre en vuestra vespa, felicidades pequeños, míseros y tacaños. 
Ser felices-
MANUEL MARTIN.-

 

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.