Para ver las fotos pinchar en el cartel

 

Voy a intentar buscar letras que quieran expresar mi viaje y plasmar lo vivido desde la salida de mi casa para esta septima Travespera, porque por muchas veces que pisemos Asturias Isabel y yo siempre es igual de bella, verde y fascinante como cuadro de Van Gogh, o como lienzo pintado por un Dios terrenal mirando el universo cuando miras los miles de matices verdes, amarillos, ocres...esos olores que nos asaltan desde sus chimeneas humeantes al despuntar la tarde, el aroma del pan, un queso artesano, la sidra recién abierta, la madera cortada, el fuerte olor a ganado ...Asturias un espacio multisensorial que reproduce aromas a mil mares

 La Travespera trabajada y como "casi" siempre perfecta, aunque este año se notaron ciertas cosas que a mí no me cuadraban en la organización del buen amigo Sigfredo y el equipo que le rodea, este año por circunstancias de derrumbes en el recorrido se tuvo que cambiar la primera parte del recorrido y tampoco se bajo a Care por el mismo motivo, saltamos hasta el Parque natural del Ponga, otra belleza en esta tierra, pero para esa persona que viene por primera vez y puede ver la grandiosidad del Urriellu desde lejos, el inmenso desfiladero de los Bellos erosionado por el río Sella que recorre el macizo cantábrico dentro del macizo asturiano se vio este año poquito, o ver el señor del bosque, el Oso, hecho en piedra con su mirada puesta para la eternidad en el valle de Liébana... antes, el pasillo tirando hacia el cielo azul que sale desde el puerto de San glorió para visitarlo, luego el mirador del corzo, parada casi obligatoria para unas fotos rápidas, Potes situado en el centro de la comarca de Liébana y en la confluencia de cuatro valles , el nogal, el chopo vistiendo sus montañas; y con el primero de ellos se elabora el conocido orujo de la zona muy recomendable para quitar los rigores del invierno en el cuerpo, jejeje, y no podéis iros del pueblecito sin admirar las calles empedradas, luego veréis el desfiladero de La Hermida conjunto de angostas gargantas del macizo de Andará que confluyen en la principal, formada por el cauce del río Deva que discurre entre paredes casi verticales de roca caliza, algunas de más de 600 metros de altura, algo que quien lo ve por primera vez queda asombrado de tanta belleza, y el silencio roto por el arcoíris de Vespas hasta llegar a Valdeon, comida y sus fabes, arroz con leche, rico, rico, y después de un pequeño pero reparador descanso retomamos los kilómetros hacia Potes y Cabrales donde siempre nos tienen preparado un picoteo que más bien es una cena para algunos, regado con sidra de la buena, y de las queso que os voy a decir, ¡¡ bueno si¡¡ no os paséis con algunos porque son fuerte de narices pero riquísimos, los choricitos y las empanadas.
Luego solo nos queda llegar a Cangas de Onís ya de noche donde entramos con una explosión de cohetes, música, luces de mil colores y el pueblo en pleno esperándonos como héroes con nuestras Vespas, luego Sigfredo en la carpa en plan estelar, disfrutando del momento de "su" momento de relax  viendo que todo ha salido perfecto, este año cambiaron cosas y que los que no vienen todos los años no notarían pero los veteranos vimos tristezas entre el verdor de la Asturias de las Vespas.   . 
De nuevo felicidades y enhorabuena a ese equipo comandado por el sargento Sigfredo, gran trabajo, aunque creo que se olvido (una vez mas) de ciertas cosas que no debería hacerlo, pero que no empaña ni un ápice el buen trabajo hecho durante el año para nosotros, aunque si delegara más en su fantástico equipo el descansaría y disfrutaría mas, ¡¡por cierto este año eche en falta a algunos del equipo de otros años que no vi¡¡.
 Conclusiones...
Sé que a algunos no les gustaran, que se sentirán identificados con lo que voy a expresar, nunca más lejos de mi intención (o si), pero como es mi pagina y mis 63 años me dan la libertad para expresarme y lo hare con el máximo respeto. 
 Creo que este año ha habido demasiado postureo dentro del pelotón Travespero, y demasiado personal haciendo el tonto entre la ruta, ha sido una Travespera extraña, con luces y sombras, algunos quieren ganarse unos números no se para que, porque al final comprenderán que no vale la pena. Que este mundo vesperil o véspero o como queráis llamarlo "no me gustan las etiquetas" es más simple que todo lo que queremos aparentar, la vespa es del pueblo, es para el pueblo, estuvo pensada para el pueblo, esto es lo que diferencia esta moto a las demás, no es buena en nada, pero nos da la felicidad haya donde la queramos buscar, y no todo vale os lo aseguro, aunque haya personas que nos den "sopas con ondas", ya me gustaría verlas a esas personas con una moto de 49c.c. y de tres marchas hace 45 años, en pleno invierno francés con apenas una manta y unos periódicos en el pecho para quitar el frio, con unas botas militares de Segarra y mojados hasta los tuétanos, (esto no venía a cuento o sí), pero quiero que penséis mas en vosotros, y menos en los demás, no os dejéis engañar con falsos ídolos de barro ya tenemos demasiados en este mundo de la vespa últimamente, creer en vuestras ilusiones, en vuestros kilómetros, en vuestra felicidad haya donde la queráis encontrar a través de una simple vespa, por que la vespa no te lleva a la meta, la vespa te llevara a la ilusión del proyecto...que no es buena en nada mecánicamente la vespa, pero siempre nos llevara haya donde Dios dirá y donde nosotros encontremos nuestra felicidad.
Después de todas estas letras lo mejor es el estar con mis amigos, los que considero personas de fe y felicidad, los que se que ellos son auténticos, los que saben que los quiero y los aprecio por encima de todo, la buena gente de verdad, esos que nunca me darán la espalda, por los que vale la pena hacer dos mil kilómetros y cenar y tener unas risas que siempre vienen bien al cuerpo y al alma, y darles ese abrazo que te llena el cuerpo de calor hasta que nos volvamos a ver, gracias os quiero.  
En casa sin Novedad
Ser felices
Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.