PARA VER LAS FOTOS PINCHAR EN LA FOTO

Me dio justo el tiempo de ir digiriendo con rapidez la 5º Travespera  y poner el motor de la Madrileña en perfecto orden de funcionamiento, y ya estábamos de pleno en la concentración motera que no tenia en mi haber, porque la primera vez que la intente, salí con el rabo entre las piernas por querer hacer lo que no se debe hacer encima de una vespa, pero de todo se aprende y esta con la experiencia que los años nos da salio perfecta a Dios gracias.

 La ruta de los Penitentes es una actividad no competitiva de carácter deportivo y turístico como recalca la organización y a fe que es como dicen pues me pareció una de las “quedadas” de motos mas parecidas a las que antiguamente se hacían sobretodo en el aspecto de compañerismo y mas cuando eres la única vespa entre tanto avión, luego la organización para mi, dejo mucho que desear aunque siempre se portaron atentos con todos, pero no me pareció que el personal fuera suficiente para tanta moto aunque este año entre aplazamientos y dimes y birretes hay que reconocer que lo tuvieron realmente difícil porque  a ultima hora los franceses denegaron el permiso (otra vez mas)para pasar a Francia, como la primera vez en Abril cuando estaba programada, esta vez la organización estaban preparados (tendrían la mosca detrás de la oreja o realmente lo sabían ya??) y pusieron en marcha la opción B que desde luego resulto preciosa,  revirada y con caminos de tierra/asfalto de los que a mi me gustan, diecisiete puertos de montaña y 702 kilómetros, pero que al ser por dentro de las zonas concurridas por moteros  de la tierra vi que muchos de los compañeros se conocían el recorrido como la palma de la mano y creo que eso no es bueno, por que no es normal que unos terminemos aunque vallamos en vespa, cinco y seis horas después del primero y no fui el ultimo con mucha diferencia, algo fallo ahí.
Por lo demás el recorrido como dije fue precioso y perfecto para pasar un día con nuestra afición, todo salio perfecto para rodar y yo tuve la suerte de cruzarme con un compañero de viaje a mitad de trayecto que rodaba increíblemente bien con una pequeña moto de 250, no recuerdo la marca pero si a su piloto José Ramón como persona diez ¡increíble y preciso como piloto¡ los kilómetros con el se devoraban y creo que formamos un tanden perfecto para llegar a meta sin contratiempos, realmente me divertí hiendo a su rebufo, y viendo desde atrás su conducción preciosa y precisa y como nos integrábamos en grupos de motos grandes sin apenas esfuerzo en las subidas y bajadas de los puertos, aunque en alguna curva se nos amontonaba el trabajo jejeje, pero cuando en las rectas los de las BMW 1200 (que parece que las regalan) desperezaban un poquito su acelerador nosotros parecíamos que echábamos el ancla y solo éramos un puntito en la inmensidad de la ilusión.
A las 21´25 entrábamos en Panticosa, después de haber dejado por el camino, Sabiñanico, Puente la Reina, punto importante en el camino de Santiago por juntarse en ella los dos caminos que vienen desde Francia, para después  entrar de lleno al más oriental de los valles pirenaicos navarros el del Roncal verdadera joya en  la Comunidad Foral de Navarra circulamos por un entorno de ensueño como es el barranco Mintxate, una estrecha y peculiar garganta horadada por el río Ezka, si no recuerdo mal, no me puedo olvidar tampoco del entorno del  Monasterio de San Juan de la Peña situado en Botaya, al suroeste de Jaca, fue el monasterio más importante de Aragón en la alta Edad Media. En su Panteón Real fueron enterrados un buen número de reyes de Aragón, sus orígenes "dicen " se pierden en la oscuridad de los tiempos altosmendievales y se le ha supuesto refugio de eremitas. Jaca, Arguis, Biescas y la meta en Panticosa fue todo en un día para dejar adrenalina por las cunetas del alto pirineo.
Vi en los ojos de mi compañero de correrías José Ramón, la satisfacción de haber llegado, nos saludamos con verdadero ímpetu y conseguimos ser Penitentes oficiales.
Solo una cosa diría a la organización, por que se lo que cuesta montar un sarao como estos, ¡¡que se lo piensen¡ se que lo hacen con las mejores de las intenciones, se que se dejan hasta la salud,  pero en ocasiones hay que pensar dos veces…o tres.

Yo me acorde de aquel quitamiedos que un día me dejo sin realizar esta pequeña gesta, me acorde de los que siempre me acuerdo y le di las gracias a Dios por permitirme disfrutar hoy de la belleza de nuestra España encima de mi Madrileña.


En casa sin novedad

Ser felices

Manuel Martín  (MAMU_56)

You have no rights to post comments