.. incluso me atrevería a decir que prefería aquella primera vuelta  con los poquitos amigos que fuimos, aquella comida en un parque del Port de Pollença bajo los pinos, y con la vista puesta de la cala de San Vicente al fondo, creo que es una de las zonas más hermosas del norte de la isla. Los repostajes y las reagrupaciones se hicieron de otra forma, la salida con dirección a Andratx para seguidamente entrar de lleno en el mundo particular de la Serra Tramuntana principal sierra de las Islas Baleares, de ahí su nombre, la tramontana es el viento que llega de esa dirección, y ese viento junto a una mano  humana se llevo parte de su piel en el año 2013 con un fuego que comenzó cerca de  Sa Coma Caliente, en Andratx, y que llego hasta Estellencs y Calvià, gracias a Dios cuatro años después, aunque hoy día se ven las cicatrices de aquella vorágine del infierno, la naturaleza a empezado a trabajar y cicatrizar para dar el esplendor que tenia años antes.
Y ella...la montaña, sigue acogiéndonos cada año en esta vuelta a Palma con nuestro paso por los pueblos que parecen nidos en árbol ajeno como es Deia, con ambiente bohemio, relajado, acogedor, inspirador y un poco excéntrico, pueblo precioso y singular visto desde la vespa y paseando por sus calles y cruzándola para abrazar a Soller, Escorca y bajar hasta el Puerto de Pollença, este año con menos calor, para el refrigerio y la comida de rigor como señores este año sentados en un buen restaurante frente al mar, aunque la comida no fue de cinco estrellas Michelin, lo importante era estar todos juntos, que tampoco estuvimos (demasiados grupos) es el precio de la "globalización" en la X vuelta a Palma de Mallorca.
Sin apenas tener tiempo para tomar el café porque algunos ya tenían los culos inquietos saliendo hacia Cala Millor , los otros tuvimos que apretar para cogerlos, ya el pelotón en grupos poco a poco se fue calmando hasta llegar  la tienda Molta Moto que nos ofreció un refrigerio que se agradeció.
Nuestra vista estaba puesta ya en Porto Cristo dirección Santanyi, pueblo de recuerdos mil gracias a mi a migo Gregorio, recuerdo en un viaje anterior  sus lagrimas al ver la casa donde fue concebido, recuerdo sus ojos de niño grande querer retener cada rincón de aquella fachada, recuerdo su temblar al recordar sus padres tocando aquellas paredes... el las acariciaba como queriendo recordar el tacto de piel de su madre sentada al atardecer allí mismo, mis recuerdos al pasar por "su"  calle fueron para él, ya camino hacia Es Llombards carretera plana y sin mucho calor este año, el sol daba de cara como cada año a estas horas, sus tonos rojos brillantes azulados que inunda las llanuras de esta zona de la Isla con una explosión de rojos, rosas y naranjas son un regalo único que ofrece la naturaleza de lugar.
Llegamos ya de noche  a la gasolinera Cepsa cerca del Arenal para el ultimo reagrupamiento y llegar al lugar donde se cenaría, pero no antes  sin hacer un "tour turístico" por barrios y polígonos industriales de Palma, (muy recomendable para turistas avezados a la aventura), había un motivo para ello y es que este año no permitió la autoridad pertinente hacer el desfile triunfal de siempre por  el paseo marítimo del Arenal por la gran cantidad de personal que este año se aglutinaba en ese emblemático y deseado lugar para los que hacemos la vuelta a Palma de Mallorca, y que con los trescientos y pico de kilómetros que ya llevamos en nuestros culos era como un regalo enseñar a los "guiris" nuestras monturas cual donceles sin armaduras ni espadas que batir, si no de acompañantes de aquellos herederos de la buena vida y el mejor yantar como son ellos que por estas tierras del rey Jaime I de Aragón haya por el 1231 conquisto para que hoy podamos admirar esta tierra de Dios.
Y como antes las letras dijeron... después de cruzar 19 rotondas y 500 puentes (como diría Sabina, ¡o no¡) caminos y barrios periféricos mil, llegamos al anhelado y deseado hipódromo, esta noche sin trotones que ver batirse en las arenas de la pista central como colosos en cualquier anfiteatro en tiempos romanos.
La cena, ¡¡esta vez sí¡¡, buen yantar nos dieron válgame Dios, lista y engullida por parte de todos como si fueran trilladoras del buen comer y mejor beber, yo la mitad de cena no pude porque soy alérgico al picante y algún plato me tuve que saltar pero no los eche en falta, mientras el  amigo Tomeu  hacia de las suyas micro en mano, y poema en ristre se marco estas ilustres letras dedicadas a todos los asistentes...

X TOUR EN MALLORCA

Mamarratxos y gente de mal vivir,
Moteros madafaka navajeros
A todos os quiero a morir,
A los castellonenses por venir;
Cojonazos los de los viajeros.

Esponsors allende de los mares,
Mujeres con ovarios, huevos a pares,
De ellas hasta los andares
Ellos, que coman calamares
Primaveras, motos a PEDAles.

Jinetes, borinos y xapilles
O avispas con inqueros
Buena gente de las islas
Y dos con ses hijas
Y las mujeres con panderos.

Sa, descomunal!!!
Sa gente de primera,
Me treuria aquí es hitch
Si no fos que me feria mal
Que en superpi, yo el detrás!!

Y ahora, rifa de sa spring,
Eso no es temporada,
Perdí la cesta de la sa.
Para que te conseguir,
Y te doblado.

Gracias.
Adiós a todos ben sortats!!,
Mañana obliderem ayer,
Pero yo digo:
En mi corazón, duque bordats!!!


lo dijo en Mallorqui (otra vez por favor traductor simultaneo jejejejeje) se sorteo la primavera "Vespa", que le toco a un amigo muuuu  alto, pero que  la felicidad se le veía en la cara por el premio.
Y colorín colorado estas letras se acabaron... 
¡¡¡Gracias¡¡¡, ¡¡¡Gracias¡¡¡ y mil gracias por portaros con nosotros como sois, sinceros y amigos, gracias por hacernos sentir como en casa, en vuestra casa, no quiero decir ningún nombre en particular, porque seguro que alguno me dejo en el tintero, pero sabéis que os quiero...que os queremos.
En casa sin novedad
Ser felices.
Manuel Martin (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.