Adiós campeón, adiós... mis ojos hoy lloran como si fueras de mi familia, o tal eres más que alguno de ella, te marchaste 12+1 siendo una persona querida y admirada por millones de personas, mis dedos tiemblan por que fuiste y serás siempre para mí un trozo de mi pequeña vida, un referente, te admire tanto que siento que mi corazón restaurado se ralentiza sabiendo tu marcha al infinito, ¿porque?, siempre que nuestra vida enfila la recta de los años vamos dejando atrás los deseos, nuestros anhelos, nuestra familia, nuestros amigos... y nuestras sonrisas cada vez más escasas y se tambalean un día sí y otro también, porque nos dejáis sin avisar, sin decir adiós, sin un abrazo, sin disimular, ¡porque?, simplemente os marcháis, y nosotros debemos abrir ese cajón de recuerdos, y notamos por el volumen de partida que cada vez es más grande y pesado para llevar en nuestra  estrecha espalda todos los recuerdos y deseos del ayer.
Cuando llegues arriba  Angel, seguro que te recibirán los que antes que tú se fueron para esperarte hoy, familia, amigos, seguidores que por miles tuviste, pero entre todos ellos estará mi mami, estoy seguro de ello porque ella sabía lo que yo te admiraba y quería, y te dará ese beso de madre que solo ellas saben dar, recíbelo como si tu madre fuera, recíbelo en tu alma inmortal... hasta cuando Dios quiera Ángel Nieto, porque desde hoy eres inmortal con nombre de Angel.

Manuel Martín.- (MAMU_56)  

You have no rights to post comments