Pero no solo es el océano siempre cruel y hermano es el que da carácter a esta tierra de corazón verde y alma azul como el color su bandera, agarrada a esas letras griegas que  cuelgan de su Cruz de la Victoria significando  el principio y el fin, eso es para mí Asturias y su buena gente, esa que en el desafío a Lagos te dan su  corazón en cada apretón de manos, en cada abrazo de bienvenida a su tierra "nuestra tierra"amiga.
Ya, desde el miércoles día de nuestra llegada notamos ese calor y cariño de siempre, luego durante los  restantes días que visitamos lugares donde ya estuvimos en otras visitas y visitamos otros nuevos, siempre sorprendiéndonos por su singular belleza y el cariño de la buena gente, el viernes por la tarde era nuestra entrada en la plaza nueva de Ribadesella, y como siempre saludos y mas saludos, abrazos y algún que otro beso de cariño hacia aquellos que siempre nos cruzamos por esta bendita España, y un encuentro muy especial con un Vespacaballero que lo es mas en persona, que irradia bondad y da su cariño con solo tocarte, tenía unas enormes ganas de conocer a este SEÑOR Español con letras mayúsculas como es Manuel , Mayor...para los amigos, pero como su "apodo" indica no tiene nada de Mayor y si de persona grande y sana, limpia y blanca y sobretodo persona de bien, nos conocimos por estas redes de Dios, pero en persona era la primera vez que nos saludábamos y a fe que recordare ese primer apretón de manos y ese abrazo, esa mira tierna y ese hablar pausado de Manuel, mi tocayo.
Me gustaría nombrar a cada uno de mis amigos y conocidos pero os aseguro que un servidor para recordar nombres es como un puchero vacio, por eso lo intento compensar con la cámara de  fotos, esa si tiene memoria fotográfica nunca mejor dicho, e Isabel la maneja  como los propios ángeles, luego lo difícil viene el seleccionar un puñado de las 1753 fotos que estos días hicimos (hizo), para haceros el homenaje que os merecéis, y como una imagen vale por mil palabras espero que sepáis perdonarme... sé que así será.
La subida a Lagos de este año ha sido totalmente diferente a la que otros años hicimos con sol radiante , cielos azules y vacas tumbadas a la sombra de cualquier curva del sinuoso recorrido hacia los lagos con tramos para el vértigo y pendientes que quieren ser verticales, este año todo esto se sentía por que al dejar atrás el santuario empezó una espesa niebla que no te dejaba ver más allá de tus narices y la visera del casco con gotas como lagrimas al recordar, el chirimiri era constante y las Vespas y Lambretta nos estirábamos para coger esa seguridad que la distancia da, a mi particularmente estas inclemencias del tiempo me gustan (soy raro ) ¡¡lo se¡¡, te dan un plus de emoción y aventura, estaba disfrutando de algo que en anteriores subidas no tuve  y esta la quería saborear diferente, como un buen bouquet, a tras el mirador de la Reina lo dejamos envuelto en brumas y silencios rotos por el petardear de las vespas y Lambrettas, es uno de los puntos más visitados de esta subida pero que este año no podremos plasmar las increíbles vistas que desde el se ven, seguimos subiendo prácticamente a tientas, esperando que ninguna de sus habitantes vacunas estuvieran dándose un paseo por la carretera o simplemente tumbadas a la bartola porque sería un problema grande habida cuenta de la escasa visibilidad reinante, intuyo que el lago Enol a 1070 metros de altitud  está a la derecha y lo sé por la curva a izquierda que conozco después de una subida y seguida de bajada pronunciada, un poco más adelante nos paran la organización para el control  de subida y comenzar la ascensión hasta el Lago Ercina donde en el pequeño bar que existe tomaríamos un pequeño tente en pie que nos vino de rechupete por que a estas altura de la mañana ya el estomago pedía algo para trabajar y como la densa lluvia no dejaba dar una vuelta por los alrededores nos sentamos y pasamos un ratito conversando con el amigo Juan e Isabel su señora esposa, Mayor, Isabelita y un servidor con un platito de chorizo, queso y morcilla negra y un trozo de buen pan con su correspondiente cervecita.
Repuestas las fuerzas nos indican que empecemos la vuelta con seguridad y tranquilidad y así nos sumergimos de nuevo en el mundo blanco de las nubes y nos mimetizamos con ellas, el  asfalto mojado desprendía unas sensaciones de inseguridad para algunos participantes  que la bajada se les hizo eterna, Isabel y yo nos paramos hacer algunas fotos, las que nos dejaba tan escaso margen de visibilidad, la blanca y espesa niebla nos pueden brindar otra perspectiva para plasmar el rodar de tanta vespa y lambretta, el sentir de sentimientos alrededor de una afición que en algunos casos se convierte en casi obsesión, el querer plasmar en tan solo un instante la cara de entre extrañada y enfadada de una vaca al ser fotografiada que te mira con ojos desafiantes e incredulidad pasmosa como a acostumbrada a tanto visitante neófito en montaña ajena.
Y volvemos a pasar por el Mirador de los Canónigos ya casi estamos terminando la bajada de la serpenteante carretera , desde este mirador se tendría que divisar  en lo alto, en un entorno de exuberante vegetación en el que se intuye la verticalidad del reto conseguido, emerge la Basílica pero hoy no la vemos hasta que ya estamos en la rotonda que da paso a caminos que después cogeremos para visitarla, ahora nos dirigimos al restaurante el Repelao que aunque su nombre da a entender que será austero, nada más lejos de la realidad, la comida abundante y rica rica, Fabada Asturiana, Cachopo, Arroz Leche y Café con la Real Basilica de Covadonga a nuestra espaldas y viendo por un gran cristal nuestras Vespas y Lambrettas, buenos amigos, ambiente genial, esto es el desafío a los lagos, y si esto es poco la dirección del Vespa Club Asturias nos obsequio con una botella de sidra el Gaitero para algunos afortunados en los que me encontre, que más se puede pedir.
Luego subimos a la tradicional y ya costumbre arraigada de bendecir nuestras monturas en la explanada de la basílica por el capellán, la no menos costumbre de hacerme una foto con Don Pelayo  el cual es pieza fundamental de lo que hoy es España y que fue primer monarca del reino de Asturias y  frenó la expansión de los musulmanes hacia el norte, comenzó la Reconquista y se le ha considerado tradicionalmente como el fundador del Reino de Asturias.
Imponente en su estatua, como seria en vida.
La tarde se marchaba por los recovecos del eco del peso de los siglos de piedras encéntrales en la basílica de Covadonga, en su interior una luz da de pleno en la cruz y de ella sale una majestuosa y limpia sombra blanca que da realce al altar pulcro y limpio sin adornos, y nosotros  cual pelegrinos enfilamos la vuelta a Ribadesella, por que las pruebas de habilidad, en circuito clásico de gymkhana, inspirado en las grandes pruebas de los años 60 como decía el programa  en la plaza nueva estaban por empezar, luego a nuestros alojamientos para ponernos guapos y volver para la  Cena de Hermandad en el Gran Hotel del Sella, precioso el entorno y el recinto, de la comida ya no os digo nada ¡¡joooooooooooer¡¡solo con el chuletón comemos un día normal tres personas, magnifica, estupenda e increíble la cena en un ambiente que es difícil superar en otras salidas.
Por eso y por todo lo que se me queda en el tintero, GRACIAS a Alfonso que espero haga participe como máximo representante del Vespa Club Asturias a todos sus socios y a la magnifica organización un año más.
Gracias a todos mis amigos, a los que me despedí y a los que no lo hice, seguro que nos volvemos a ver si Dios lo quiere en cualquier rincón de España.
Gracias Isabel por  hacer esas fotos que plasman la verdad del evento,  acompañarme y ser tan increíble como persona siempre.
Y gracias a Dios por traernos a casa una vez más.
Ser felices
En casa sin novedad
Manuel Martin  (MAMU_56)

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.