Eran las 5 de la madrugada cuando el despertador me dijo que empezaba la primera salida del año, la verdad es que ya estaba hacia minutos despierto, es lo que me pasa cuando tengo un reto por delante como este que me decía que iba a ser dificil y duro, por que el tiempo en la tele y por Internet no me lo ponían muy bien que digamos, salí de mi casa con la vespa a las 6´00 horas en punto, no parecía que estaba mal el tiempo y me dije a mi mismo adelante, pero no había transcurrido una mediahora cuando comprobé que el viaje se ponía feo, el primer aviso fueron unas gotas en la visera del casco, el segundo y el tercero la carretera helada en algunos tramos, eran las 6´55 horas cuando me decido a dar la vuelta y tirar para casa, lo tenia todo preparado y no tiraría por la borda la ilusión del viaje  por unas simples gotas de agua                
Decido cambiar y monto la vespa en el carro y cojo el coche con la intención de dejarla en Aranda de Duero y desde ahí llegar hasta Motauros según este el tiempo cabria la posibilidad de dejarla antes, pero el tiempo cada vez que me adentraba en las provincias de Teruel y Soria se cerraba y se ponía mas negro, (pensé ¡malo¡), ya en la provincia de Soria

 

(la tenia miedo por el frió) vi que no era tan fiero el león como lo pintaban(eso me parecia en esos momentos)y llame al amigo Ponte en Aranda para decirle que me esperara para comer y dejaría el coche y remolque y me marcharía con la vespita, el amigo Ponte como siempre atento y servicial
me dijo que me esperaba pero que en Aranda estaba nevando de narices
yo estaba pasando por San Esteban de Gormaz (Soria) y caían unos copos de nieve nada del otro mundo, pero en apenas dos kilómetros empezó a caer una nevada de esas que pasan una vez en la vida, parecía como que todas las puertas del cielo se hubiesen abierto y la nieve caía por toneladas por cada metro cuadrado que pisaba, en apenas cinco minutos no se podía casi andar por la carretera, pensé en parar pero no pude meterme por ningún lugar era imposible, en ese momento negocio un cambio de rasante ligeramente hacia abajo y veo a unos doscientos metros un camión que acaba de hacer la tijera y se queda atravesado en la carretera, voy despacio pienso que me da tiempo a parar, no toco el freno y reduzco de segunda a primera las ruedas se bloquean veo que el coche no reduce, al contrario empieza a coger velocidad, noto que no puedo salirme a la cuneta y que va resto hacia un motorista que hay en la cuneta levantándose por que se había caído de la moto por evitar el camión,(supuse), veo que o me voy hacia el camión o paso al motorista por encima y elijó lo primero,………. Resultado, pues os lo podéis imaginar, golpetazo y el coche hecho puré, el carro y

 

la vespa poca cosa, pero lo mejor de todo es que yo no tengo nada gracias a Dios me doy cuenta que el motorista también esta en el suelo y salgo todo lo rápido que puedo del coche y veo que se levanta, se llama Marc , otra vez gracias a Dios no tiene nada, según dijo después es que le di y salio despedido, suerte que la nieve amortiguo la caída, pero nada que no se pueda arreglar con dinero y el seguro para su BMW, luego lo de siempre grúa, espera, mas espera nieve a montones y dormir en San Esteban de Gormaz, para el sábado con mucha nieve y un taxista atrevido que me saco a Aranda, coche de la compañía de seguros y para Castellón.

Como veis la primera salida del año ha salido “digamos “mal de dinero por que el coche esta para el desguace pero felices, contentos y con ganas para la próxima salida que será con la vespita por que gracias a ese Dios que algunos dudan que exista  YO NO dudare nunca, estoy en casa sano y salvo, otros compañeros de ruta no pueden decir lo mismo, mi recuerdo para ellos, y vosotros todo el que me lea y el que no tambien....

You have no rights to post comments