provincia de Cáceres,…….. ha sido a mis orígenes, a mis ancestros, a mi pueblo ALCOLLARIN, con mayúsculas  por que los genes arropan como el alma al corazón  herido del amante furtivo, como la jara y el tomillo se aferra con sus raíces a esta tierra Extrema y dura como garras del águila que por el parque nacional de Monfragüé habita cerca de canchos y encinas milenarias ayelen de los siglos, o como las piedras del puente de mi río Alcollarin sostienen sus tres arcos de piedra como recuerdos al no olvido, o el nido de cigüeña en lo alto de la iglesia formando parte de su silueta vista en un atardecer frío como el de esta tarde desde el cerro la Coguta…. de esta forma me sentía yo cuando me adentraba poco a poco por la autopista y baje el cristal de la ventanilla del coche para sentir su tacto en mi rostro con el viento frío de la sierra de Gredos ya nevada en sus picos mas altos como anunciando el frío invierno a esta tierra de  extremos.
Y mientras seguía  impregnándome de sus aromas, sus colores, sus luces y su alma de tierra protectora, recuerdos de otros tiempos se iban juntando en mi cabeza, el paisaje iba cambiando como por arte de magia y las dehesas de encinas, alcornoques y castaños se veían a lo largo y ancho por donde mirara, las chimeneas lanzaban bocanadas de humo anunciándome que estaba en  tierra acogedora de contrastes, tierra de aromas y especias, de bellezas naturales como el Valle del Jerte en plena floración con los cerezos en flor en las laderas aterrazadas, ciudades milenarias donde el tiempo casi parece detenerse en el silencio de las montañas entre paredes de piedras y barro…. y sus plazas, donde el beber en el caño de la fuente es como si quisiéramos llenar el aire con preguntas mirando al mas atrás, como si los arcos de estas plazas fueran sus cómplices amigos de la memoria de antaño queriendo guardar secretos inimaginables de amores furtivos y deseos inconfesables con abrazos de corazones rotos.

 

 

Esta vez no entraría por la carretera de Trujillo que me lleva habitualmente a mi pueblo, lo haría por Miajadas, y de esta forma comprar el “vinillo” que mi padre hace “siglos”
compra en la misma casa y al mismo dueño, ¡¡¡llamo al gran portalón que esta entre abierto¡¡¡, y nada mas entrar me suelta con un deje típico extremeño…. ¿no serás tu hijo de Juan Martín?..¡¡Increíble¡ haría diez años que no aparecía a comprar con mi padre por esta casa y el buen señor  acierta con tan solo una mirada de refilón, después de las preguntas de rigor, de los saludos y recuerdos para mis papis, me da el vino y me dirijo hacia el pueblo por la carretera Miajadas-Toledo, paso por el Escorial, un pueblecito que siempre tengo que echar un vistazo a una poza de agua que tenia
unos asientos dentro de ella para pescar y que ahora lo han convertido en un pequeño lago con una isla en el centro y que se llama “parque de los patos” y a fe que si tenia patos..Pero a mi me gustaba mas como estaba antes… los tiempos cambian que son una barbaridad (como diría el otro). Continuo, y la serpenteante carretera de espectaculares vistas a través de su recorrido me lleva al cruce del Campo lugar, un cruce peligro el que une la Abertura y Campo Lugar, lo paso no sin antes tomar mis precauciones y en filo los últimos dos kilómetros para llegar al pueblo, os aseguro que los recuerdos y sentimientos ahora si se me agolpan todos en la mente como queriendo salir todos a borbotones a la vez, confieso que me pongo mas nervioso cuando negocio una curva a derechas y en subida y veo las primera luces a lo lejos, los pelos se me erizan, y bajo
la velocidad para saborear este momento todo lo que pueda reteniéndolo en mi mente y mi retina para tenerlo con migo siempre, veo el cartel de ALCOLLARIN, y dejo a mi derecha el pequeño huerto que tenia mi abuelo Antonio y cruzo el puente, el cementerio también lo dejo a mi derecha no si antes mirarlo y pensar tanto cariño como tengo en ese campo santo, “se que ellos también me saludaron”, antes de irme pasare ha visitarlos,  a mi izquierda la cruz del río, y el Palacio Real, que dicen lo mando construir  Diego Pizarro hermano del conquistador, Francisco Pizarro explorador y conquistador, ahora en ruinas y que gracias al grupo de teatro constituido por vecinos del pueblo todos los años en sus fiestas mayores se hacen representaciones dignas de ver y disfrutar en su interior y exterior, y donde mi familia artista tiene mucho que decir al respecto, cruzo el pueblo, donde no se ve ni un vivo, y llego a la casa de mis papis, me bajo del coche y respiro fuerte, miro al cielo como queriendo detener este momento, me siento feliz y tranquilo, parece como si el tiempo se detuviera y no oigo nada, pero siento como si me abrazaran, me mimaran, me acariciaran y quisieran protegerme, es como la sensación cuando mi mami me abraza, esa sensación dulce, placentera y de seguridad del amor y sentimientos que solo una madre sabe dar, pero yo diría que es un dulce deleite, una placentera locura no es fácil controlar las emociones o sentimientos, y en estos momentos tampoco lo quiero hacer.

 

 

 

El frío de la ya entrada la tarde me devuelve a la vida real, y bajo la vespa del carro entro en casa y la acondiciono un poquito para cenar y dormir esta noche, dentro hacia
mas frío que fuera, estaba cerrada desde Agosto pasado, y pretendo encender el aparato del aire acondicionado y ponerlo en aire caliente…¡¡¡¡misión imposible¡¡¡, soy muy torpe para estas cosas electrónicas, llamo a mi papi y me dice que en la cocina de fuera hay un brasero que se enchufa a la corriente,lo busco como si fuera un lingote de
oro y ¡¡¡¡aleluya¡¡¡, esto es otra cosa, la cena, el calorcito y el cansancio empiezan a hacer mella en mi, me tiro en la cama ¡eso si con todas las mantas que encontré jejeje y ya no se nada mas hasta que mi amigo el despertador sonó a la mañana siguiente, una mañana típicamente de la tierra donde estoy y en estas fechas, fría muy fría y sin sol,  duchita y desayuno, preparo la vespita y salimos haber si  vinieron ya algunas motos y los amigos vespremeños, y en esto que llega vespalante y señora, descarga la moto y nos unimos a los demás participantes en esta 3º Concentración de  Clásicos Coches y motos, las sensaciones empezaban poquito a poco a salir, y mi tia Deme y Paco eran los encargados de todo cuanto allí ocurría, inscripción y  al almuerzo, un cafecito caliente y una porras, todo ello regado con una mistela y un orujo de la casa, yo no los cate, pero el que si lo hizo decía que los licores estaban como para quitarse la ropa jejeje, o sea “fuertecillos”, según pasaba la mañana se iba quitando el frío y los participantes acudían poquito a poco, yo saludando a todo el que se me acercaba preguntando por mis papis, y cada vez mas alucinado de lo que en mi pueblo se estaba formando, la cantidad de coches y motos que se juntaron para esta quedada, habían seiscientos de mil colores diferentes, un camión  Opel rojo y blanco increíblemente bonito, Minis, Dos Caballos, un MG verde precioso, Cuatro-Cuatros, y seria interminable deciros uno por uno, luego nuestras vespas y alguna moto mas realmente preciosas,
la mañana estaba aclarándose y ya no hacia tanto frió o eso me parecía a mi, llegaban todos en fila desde Alcollarin hasta el alto de zorita la cola, ¡impresionante¡¡..yo no dejaba de hacer fotos a diestro y sinistro, estaba que no me lo creía, por la cantidad de personal desplazado hasta mi pueblo, lo disfrutaba como si no hubiese estado en ninguna concentración, y os aseguro que llevo muchas, muchísimas diría yo, el desfile y la parada en Zorita para el almuerzo fue espectacular, y el almuerzo sublime, caldereta de carne de cerdo, ¡¡riquísima¡¡, tortilla, jamón, queso, chorizo, todo del cerdo criado con bellota extremeña, algún que otro plato de calamares, (esos no eran de la tierra) todo regado con cerveza y buen vino, como para salir corriendo después, yo disfrutaba viendo todo aquello, y por que estaba en mi tierra con lo que me gusta y disfruto, mi vespa y los grandes amigos.
Después de todo este festín de comida nos ponemos en marcha otra vez hacia el pueblo, las migas con torreznos y chorizo nos esperaban en la plaza mayor junto a la iglesia, allí estaba el escenario con un conjunto de músicos del pueblo de toda la vida que nos amenizarían la comida, luego el sorteo de regalos y algún trofeo, a mi la organización tuvieron el detalle de darme el mas lejano, un detalle y un honor recogerlo en mi pueblo con los míos (ya esta en un  lugar preferente de mi casa), cosa que agradezco enormemente.
.Deme y Paco como cabezas visibles en ese evento os doy mi enhorabuena y felicitar a todo el personal  de ese ayuntamiento por el trabajo y resultado realmente espectacular en esta 3º  Concentración de  Clásicos Coches y motos de Alcollarin, hasta el año que viene si Dios lo quiere.
Poca cosa mas puedo decir, no me gustan las despedidas y me fui sin despedirme prácticamente de nadie, la ultima visita antes de salir para Castellón fue al Campo Santo a “ver” a los míos, a mi recuerdos, A MIS ORÍGENES,  a estar un poquito con ellos, por que siempre están y nunca se fueron mientras exista el don de recordar, siempre estarán presente.... por eso aun los queremos... Dicen que…Hay siempre algo de locura en el amor; pero siempre hay algo de razón en la locura.

Espero que todo aquel que me lea sepa que me he expresado con el alma lo que quería decir mi corazón.

En casa sin novedad.

Ser Felices.

Manuel M. (MAMU_56)

You have no rights to post comments