Abro la ventana con la incertidumbre sin la visión del futuro y veo que ni hay viento, ni lluvia y por supuesto desaparecida en combate la nieve,…eso sí, noto como el increíble sol de la mañana de un 28 de Febrero en San Juan de Moro Castellón perteneciente a la Comunidad Valenciana me deslumbra y saluda, situó mi ubicación para que los amigos que me lean sepan que no estoy hablando del pleno pirineo, desayunamos Isabel y yo preguntándonos la ropita para esta salida nos pondríamos  porque … ni viento , ni lluvia, ni frió…pío pío, al salir a la calle ya con la vespita, así que patada y en marcha.
Los kilómetros que nos separan del pueblo a Castellón los hacemos preguntándonos… ¿Cuándo cambiara el día?, porque os recuerdos que esto es una salida de invernal, y el sol parecía que se desperezaba con más fuerza que en pleno mes de Agosto, ya en la Farola, sitio emblemático y puerta en otros años de la entrada a Castellón estaban casi todos los que disfrutaríamos del día, como un acto reflejo miro las demás motos y algunas hasta llevaban manoplas ¡surrealista pienso¡, porque … ni viento ,ni nubes, ni lluvia, ni frío…pío pío  para no ser muy malo, diré que un poquito de fresco si hacia pero ¡¡¡coño¡¡¡, hasta para llevar manoplas noooo, otra cosa que observo que no todas son clásicas…¡, porque … ni viento ,ni nubes, ni lluvia, ni frío…ni clásicas al por mayor …pío pío, o como dice el clásico, o todos calvos o todos con pelo…pero ni pío pío.
Salimos dirección a las villas de Benicasín…hacia el mar , la mar ¿pero no era salida de invierno?, se supone que lo normal era montaña, pos ¡¡no¡¡, hasta el alto de Oropesa donde se podían observar en primer término la famosa playa de la concha, más lejos, la no menos famosa urbanización Marina Horror, y si entre cerramos los ojos más y mirábamos un poquito más lejos veremos con total claridad la Reserva Natural de las Islas Columbretes,a unos 60 kilómetros de la costa, cosa excepcional de los días claros de verano, por lo tanto seguíamos sin… viento, ni nubes, ni lluvia, ni frío… y con una temperatura de 23 grados a las diez de la mañana… pío pío.
El almuerzo como siempre perfecto con el batallón de logística y su capitán Manolo al frente, la foto de rigor para la posterioridad y continuamos hacia cavanes, ¡¡ahora siii¡¡ vamos hacia la montaña, esto empieza a parecer la salida invernal, pero seguimos sin… viento ,ni nubes, ni lluvia, ni frio, ni rocío blanco de mañana… pio, pio. Seguimos por la CV 148 hasta Cabanes por una carretera preciosa, pero que sin las esperadas temperaturas invernales los efectos del frío y de los cambios bruscos de temperatura no tiene la belleza salvaje de estas tierras interiores Castelloneras, continuamos hasta llegar a nuestro destino que no era otro que Atzeneta, comimos y bebimos, estuvimos entre amigos y charlamos de lo terrenal y lo divino, nos reimos, incluso del tiempo, ¡¡el tiempo¡¡ ¿qué tiempo? ese que no tuvimos y que por las fechas y el recorrido más parecía una salida de verano, pero padres tiene la Santa Madre Iglesia dice mi mami, ¡¡por cierto¡¡ a quien se le ocurriría poner la salida de invierno “casi” en verano, un 28 de Febrero, en estas tierras es como decir coje el bañador y vámonos a la playa…nos estaremos haciendo mayores?, o simplemente somos diferentes, ¡¡que cachondo el tío¡¡.             
Así que en ocasiones nada parece lo que es y en otras es lo que podría haber sido pero no fue, y nada puede parecer lo que podría haber sido si hubiese habido… viento, nubes, lluvia, frio, con rocío blanco de mañana, y helada nieve… pio, pio
Ser felices.
En casa sin novedad
Manuel M. (MAMU_56)

You have no rights to post comments