picasa_albumid=6108288994765448161

Sábado invernal el 24 de Enero, primera salida en grupo del año y mañana de frio en las primeras horas pero según el día se despertaba dejaba un sol precioso y la vez cálido que aumentaba las temperaturas hasta hacer un día perfecto para ir en moto.
Eran las 10 de la mañana cuando estábamos en la fuente de los 50 caños en Segorbe esperando al pelotón del Vespa Lambretta Valencia, aquí ya estaba Sergio esperando con más frio que un “chorlito” que dirían en mi pueblo.
Llegaron con un poquito de retraso al almuerzo pues en ruta a José y Marta se les rompió el cable de acelerador, nada que no se pudiera solucionar en pocos minutos, así que todos a una almorzamos en menos minutos de lo esperado pero la ruta empezaba ahora y las curvas nos esperaban.
El primer tramo Segorbe cruce de Alcudia de Veo francamente espectacular para los que no lo conocían con carretera estrecha de años 60, con una vegetación típica de la Sierra de Espadán, pinares de pino rodeno, bosque de ribera, el típico bosque mediterráneo de encinas y pino carrasco, bosquetes de castaños, pero sin duda, es el bosque de alcornoques el ecosistema más representativo del Parque Natural de la Sierra de Espadán, tanto por su singularidad como por su buen estado de conservación y vistas espectaculares con una mañana que nos regalo sol primaveral aunque soplaba un ligero viendo de frente, aquí nos rescato Roberto Presidente del Moto Club la Pallissa de Tales (bueno nos recogió en el pueblo de abajo) originario de estas tierras y que las conoce como su propia casa, el nos haría de guía por el resto de esta inigualable ruta.
La comida increíble en Torralba del Pinar ¡¡ahhh¡¡ y se quedo un plato por sacar por que los niños y las niñas ya estaban saturado/as, ya no hay estómagos como los de antes (hay que decir que faltaba el que se la coje con la mano, el vespaciano) seguramente el si abría dado la talla, jejeje.
Salimos temprano por un camino asfaltado que unía Torralba del Pinar y Montan en la comarca del Alto Mijares precioso por su entorno en plena sierra, de aquí directos a Montanejos para repostar y seguir camino hasta la ermita del Santissin Salvador en Onda, donde el ultimo café de la ruta se consumió con prontitud por que los amigos de Valencia tenían una horita mas hasta casita, aunque a alguno les costó mas según tengo entendido.
Lo bueno de todo fue que se paso un gran día entre amigos, vespas y kilómetros y llegamos todos a casita sin más novedad que alguna que otra avería mecánica.
Desde aquí daros las gracias a todos los que vinisteis a rodar y conocer un poquito más esta bonita provincia.
Un abrazo y hasta la otra.
Ser felices

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.