Cambio de rumbo en el proyecto de la LML automática. En el Salón de Milán del año pasado fuimos testigos de la presentación de la LML Star 4 Light 125: una Star con bastidor de menores dimensiones (muy parecido al de la antigua serie PK de Vespa de los ochenta), al que se le había adaptado un bloque motor con transmisión automática tipo estándar.

Pues bien, como se puede observar en las fotografías tomadas de la página web italiana de LML, la nueva idea es diferente en el sentido de que se va a seguir empleando el bastidor grande que emplea LML para la Star 2 y Star 4, y adaptar el motor automático convencional de la misma manera que en la Light.

Esta adaptación ha obligado a algunos cambios importantes. Para empezar, ya que todos los motores automáticos estándar de scooter montan el cárter de la transmisión por el lado izquierdo (al contrario que en los cárteres clásicos de marchas que emplea la LML Star 2 y 4 y la Vespa PX), la rueda de repuesto ha cambiado de lado pasando del interior del cófano izquierdo al derecho.

Más modificaciones: al ser muy corto el cárter motor de marchas de la LML Star, el motor estándar automático se ha tenido que inclinar mucho, situando el eje sobre el que pivota para hacerlo basculante, a mayor altura.

 

 

 

Y, por último, las ranuras que se practicaron en el cófano derecho de la Star 4 para mejorar la refrigeración del propulsor, se han practicado también en el cófano izquierdo. Hay que entender que el motor está más escondido que antes, y si no tiene ventilación se “achicharra” literalmente, con las lógicas consecuencias mecánicas que todos podemos imaginar. Así pues, las aperturas del cófano izquierdo están comunicadas con la transmisión, mientras que las del derecho sirven para que aspire el aire el ventilador del caracolillo del aire forzado.

Se desconoce cuándo estará disponible, pero si el mismo coordinador europeo lo ha hecho público antes del Salón, es de suponer que va a ser para ya, y posiblemente no haya que esperar ni siquiera al 2013. No hay información sobre la versión de 50 cc; lo lógico es que el chasis de chapa grande sea muy pesado para un motor con poca “chicha” y se descarte. Sin embargo, el nuevo proyecto con el bastidor grande puede permitir emplear mecánicas de mayor cilindrada aunque no con refrigeración líquida. Desconocemos el suministrador de esta mecánica. Y habrá que esperar al Salón de Milán para más detalles.

 

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.