El pasado 22 de enero entró en vigor un nuevo Real Decreto que afecta a la regulación sobre los vehículos al final de su vida útil. La nueva ley prohibirá la compra venta entre particulares de repuestos de automóviles usados o piezas de terceros.

A partir de ahora, solo los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) podrán extraer piezas para su comercialización una vez los vehículos hayan sido dados de baja definitivamente y descontaminados.

Los recambios usados deben proceder de un CAT. Quienes no tengan esa procedencia serán ilegales. Tanto los particulares como las plataformas que publiciten el intercambio podrán ser sancionadas, teniendo responsabilidad legal. También la tendrán los talleres que cambien piezas usadas en vehículos si no provienen de un CAT y el particular que instale en su coche un recambio ilegal.

Además, si un coche tiene piezas ilegales y sufre un accidente, el seguro podrá no hacerse cargo de la reparación, y tendrá la obligación de informar.

Esta nueva ley busca adaptarse a la normativa europea para incentivar el reciclaje y la reutilización de los vehículos hasta su fin definitivo.

También, a la hora de dar la baja definitiva del vehículo, éste deberá tener todas las piezas. Si el CAT observa que se han sustraído piezas o componentes, tiene la obligación de notificarlo a la Consejería competente de su Comunidad Autónoma.

Respecto a los neumáticos usados, la nueva ley especifica la manera de actuar por el CAT, que tiene dos posibilidades: recuperarlos en el proceso de separación de componentes y venderlos o entregarlos a los gestores de neumáticos.

De esta manera, la Consejería quiere estar al corriente del movimiento de los neumáticos usados y de lo que hace el gestor con ellos.

El nuevo decreto quiere adaptarse a una Directiva europea que busca el máximo reciclaje de un vehículo al final de su vida útil, reutilizando la mayor cantidad de piezas asegurando el mejor reciclado de materiales.

Para Rafael Pardo, Director General de Aedra (Asociación Española de Desguazadores y reciclaje del Automóvil) “La aprobación de este Real Decreto es el resultado de un largo proceso de negociación con la Administración y con  los sectores implicados. Nuestra valoración es muy positiva, ya que es un marco legal que resuelve los problemas derivados de la aplicación del anterior Real Decreto. En definitiva, este nuevo Real Decreto es una buena noticia para  todos”.

You have no rights to post comments