La ley de los gases ideales
Para saber algo sobre presiones debemos primero por lo menos tener en cuenta un par de conocimientos de física elemental, la ley de los gases ideales:
 
Básicamente nos dice que un gas ideal, presión por volumen = constante por temperatura, el aire de nuestros neumáticos no es un gas ideal, pero si se comporta hasta cierto punto como tal.
Esto que parece chino, nos dice que una rueda inflada a una presión y que tenga un volumen de aire es igual a una constante por su temperatura. Lo explicaremos más adelante, pero ya veis que un incremento de temperatura del 10% en el aire de la rueda nos incrementa otro 10% en la presión de la misma.
Las unidades
La unidad de presión más utilizada es el bar que equivale prácticamente a una atmósfera. También podemos expresar la presión en PSI que es el sistema inglés
•    1 atm = 1,01325 bares ≈ 1 bar
•    1 bar = 14,5037738 PSI ≈ 15 PSI
También podemos expresar los bares en Kgf/cm2 o en kPa (kilo Pascales) multiplicando por 1.000.
Normalmente la escala del medidor vendrá en bar/PSI, vulgarmente se conoce a los bares (o Kgf/cm2) como “kilos”:
«¿A cuanto pongo la presión? Ponlo a dos kilos y medio»
Un valor normal para las ruedas de moto son:
•    Rueda delantera 2,25 bares (2,25 Kgf/cm2 o 225 kPa)
•    Rueda trasera 2,5 bares (2,50 Kgf/cm2 o 250 kPa)
Cómo medimos la presión
Para medir la presión usamos el manómetro, hay de distintos tipos, pero podemos diferenciarlos entre los buenos y los malos, nos da lo mismo si son digitales o de aguja, lo importante es que marquen correctamente, comprobaremos que casi nunca es así.
Aquí tenéis una foto de los manómetros en el banco de trabajo, de izquierda a derecha:
•    manómetro KTM de aguja, 24 euros
•    manómetro compresor Leroy, 10 euros o Michelin 19 euros (idéntico)
•    manómetro IMPEX, 25 euros

           


Podemos compararlos con los manómetros de gasolinera, para ver su error, pese a las garantías que nos ofrecen los sellos que se pegan en el cristal. Simplemente con que estén al sol la medición que nos dan suelen ser erróneas.

Manómetro de gasolinera Repsol.
Este último además era de pago, y encima fué el que más error nos dió, no siempre pagar implica un buen servicio.



Manómetro de gasolinera Cepsa.
Nuestro consejo es que compréis un manómetro y que lo llevéis en todo momento para verificar vuestras presiones, dado que en cada gasolinera hay uno distinto y su estado de conservación suele no ser el adecuado.
El manómetro de KTM tiene una calidad excepcional, en cuanto lo cogemos vemos que se trata de un producto de precisión. El latiguillo metálico, la escala de la aguja, el conector. Lo malo es que es un poco grande.

Manómetro KTM.
Una de las ventajas del manómetro de KTM es el conector a 90º, muy útil para moto sobre todo para la rueda delantera. La medición es perfecta porque la aguja se queda quieta hasta que presionamos el botón de purga.

Conector del manómetro KTM.
El manómetro IMPEX, es pequeño, la precisión es buena, pero a alta presión marca mal, viene con una funda.

  
Manómetro IMPEX.
Lo realmente importante de un manómetro es la escala, podemos apreciar que el Leroy no tiene una escala visible con precisión, sin embargo el KTM como registra de 0 a 4 bares, podemos localizar la aguja incluso con centésimas. Ajustar 2.25 bares en el Leroy es imposible. Por cierto que es el modelo que usan la mayoría de talleres, el michelin.
Las mediciones
En la tabla resumen podemos observar las diferencias de medición entre distintos aparatos, la conclusión es llevar nuestro propio manómetro y comprobar la presión en cualquier circunstancia.
Tabla de presiones
Las mediciones se realizaron en caliente y en frío, con una toma nada más llegar a la gasolinera y esperando a que el neumático se enfriara para una medición posterior.
Manómetro    rueda delantera (2,25)    rueda trasera (2,50)
Temperatura    frío    caliente    frío    caliente
Repsol    2,35    2,5    2,6    2,7
Cepsa    2,4    2,45    2,65    2,8
Leroy    2,3    2,4    2,6    2,7
Impex    2,3    2,35    2,4    2,6
KTM    2,25    2,35    2,5    2,6
Conclusiones
Los manómetros de gasolinera marcan bastante mal, basta con que estén al sol para que la medición no sea correcta. Eso, unido a que muchos están en mal estado, la conclusión es que no nos podemos fiar de lo que marquen.
En las ruedas de una moto la presión cambia un 10% fácilmente. Respecto a la de un coche el volumen de aire es menor, luego con una diferencia de temperatura alta, hace que la presión cambie con mayor diferencia que en un coche.

La presión de los neumáticos y los manómetros (II)

En la siguiente parte repasaremos las presiones ideales, el posible uso del nitrógeno en vez del aire y el cambio de temperaturas. ★

La presión de los neumáticos y los manómetros (II)
Si en la anterior entrega vimos cómo medir de la forma más precisa posible la presión de nuestros neumáticos, en esta ocasión daremos unas pautas para decidir qué presión es la ideal en cada circunstancia.

Hemos repasado en el artículo anterior cómo medir la presión de los neumáticos, en la segunda parte, veremos qué presión usar en qué condiciones.
La medición
Como ya vimos, la medición de la presión varía mucho respecto a la temperatura y el volumen del neumático. La medición y deberemos por tanto hacerla siempre en frío, comprobando en caliente nuevamente dependiendo del entorno.
El objetivo es controlar la presión en su estado final en pleno uso.
La presión recomendada
Lo primero que debemos averiguar es la presión recomendada por del fabricante para nuestra motocicleta. Un valor muy normal es :
•    Rueda delantera 2,25 bares (2,25 Kgf/cm2 o 225 kPa)
•    Rueda trasera 2,5 bares (2,50 Kgf/cm2 o 250 kPa)
Estos valores siempre son en frío, pero no hay que confiarse, ahora veremos el porqué. A partir de estos valores, ajustaremos la presión final en caliente según el uso y el entorno.
El entorno y el tipo de conducción
Comprobaremos la presión final en un entorno caliente, un día caluroso con velocidad moderada.
•    Rueda delantera 2,35 bares (2,35 Kgf/cm2)
•    Rueda trasera 2,65 bares (2,65 Kgf/cm2)
Como podemos observar, la presión sube debido al rozamiento y al incremento de temperatura de la carcasa y del aire contenido en ella. Este rozamiento será mayor si la velocidad es alta y si el asfalto es más rugoso o menos.
El neumático trasero se calienta más debido a dos factores, es la rueda motriz y el calor del escape y el motor le afectan más que a la delantera que recibe aire fresco.
Debemos por tanto, ajustar esa presión final de marcha, no es lo mismo circular en verano que en invierno.
Presión de los neumáticos en circuito
El rozamiento y por tanto la temperatura subirán mucho en circuito, debido a la velocidad y la rugosidad del asfalto, totalmente distinto al de calle. Por tanto, deberemos bajar la presión de las ruedas en frío para llegar a una presión “normal” de trabajo en caliente, ese es nuestro objetivo.
Presión final
No existen unos valores fijos ni recomendados. Tampoco es el objetivo obsesionarse con la presión de las ruedas, pero sí debemos comprobarlas cada semana, y depender mucho del entorno y de las circunstancias de conducción.
Tabla de presiones finales en calle
Medidas en Bares.
    rueda en frío    rueda en caliente
     Verano    Invierno    Verano    Invierno
Delantera    2,25    2,25    2,30-2,35    2,30
Trasera    2,40-2,50    2,50    2,60-2,75    2,55-2,60
Tabla de presiones finales en circuito
Medidas en Bares.
    rueda en frío    rueda en caliente
     Verano    Invierno    Verano    Invierno
Delantera    2,15    2,15    2,25    2,25
Trasera    2,35-2,40    2,40    2,60-2,65    2,60
Como norma general podemos comentar que es mejor una presión alta que una presión muy baja, ya que ésta deforma la carcasa y empeora claramente la frenada y la trazada.
El uso del nitrógeno
Muchos talleres ofrecen la posibilidad del inflado con nitrógeno en vez del aire común. Prometen lo siguiente:
•    Un mejor comportamiento a la temperatura
•    Un menor desgaste del neumático
•    Una menor pérdida de la presión con el tiempo
Todo esto debido a las propiedades del nitrógeno, un gas ideal.
El desconocimiento de la química y de la física hace ver molinos como gigantes.
El aire común contiene:
•    78% de nitrógeno!!
•    21% de oxígeno
•    otros gases y componentes, entre ellos agua.
El empleo del nitrógeno en automoción no está justificado, sobre todo si te cobran. El único entorno que lo justifica es en la aviación, donde a 14.000 pies hay -60ºC y el agua contenida en el aire mediante su enlace con el óxígeno puede congelarse y producir un desequilibrado del neumático en su rodadura.

A parte de esto, para llenar correctamente una rueda con nitrógeno, habría que hacer el vacío en ella antes, si la llenas directamente lo que conseguirás será seguramente subir la proporción de este gas en el aire, digamos… ¿del 78 al 85%? ¿Justifica eso el gasto? allá cada uno.



Articulo por Felipe Barroso de SoyMotero.net

You have no rights to post comments