Archivado en:  lpelaezlopez

Definida como la expresión viva de la contemporaneidad, la Vespa se ha replanteado en forma permanente marcando la diferencia con sus pares del mercado desde su creación en 1946.

Vespa es sinónimo de libertad, de elegancia, de arte, de poder hacer con lo que más quieren lo que quieran y disfrutar con los amigos de una manera sana, en torno a esta avispa que ha tantos ha picado.
La historia ha definido  a Vespa no como un simple scooter, sino como un mito, un modo de ser, de pensar y expresarse. Vespa ha sido siempre la interpretación y expresión de la sociedad en la que se encuentre. En todas las épocas el fuerte de Vespa ha sido su contemporaneidad, su capacidad de unir  la evolución social y las nuevas tendencias,  traduciéndolas en términos de movilidad. Vespa siempre supone una idea, un mensaje, una señal de forma de vida contemporánea; puede tener un estilo clásico, pero siempre se adata a la época. El ser siempre actual y nunca nostálgica, hace Vespa un mito vivo o mejor dicho, un culto; hace de ella un objeto con el cual encontrarse siempre en sintonía, a través del cual poder expresar la personalidad gracias a su estilo “sin tiempo”, que incluso cambiando continuamente de imagen, no ha traicionado la propia esencia.

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.