Una vez este el neumático bien limpio usando un cepillo de
dientes o bien un cepillo de cerdas de plástico limpiaremos
todas las partes que el estropajo no llegaba correctamente.
El próximo paso será utilizar una mezcla de alcohol y
glicerina al 50%, ósea a partes iguales, este producto
lo podemos comprar en cualquier farmacia por poco
dinero, respecto al alcohol buscar uno de buena
pureza para que el resultado sea óptimo, esta mezcla
no comporta ningún riesgo de intoxicación rara.
La aplicación se realiza con un pincel , como si
estuviéramos pintando la goma ,hay que ser generosos
con la aplicación , por que de ello depende en gran
medida el resultado final , veremos que es muy
brillante , como si fuese clara de huevo .
Cuando terminemos el proceso veremos que se ha
quedado completamente brillante, es importante
esperar a que se seque y absorba toda la glicerina
la goma, después limpiaremos con agua sin detergente
para evitar que disuelva la glicerina y veremos
que se ha recuperado ese tono negro mate
de las gomas nuevas a estrenar.


 

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.