Empezó el sábado temprano con la “fresca” porque el recorrido que teníamos por delante era de los que gustan recorrer en vespa, carreteras con asfalto de otros tiempos, curvas sinuosas y enlazadas de tiempos pasados como queriendo adentrarnos en pasiones de calles y pueblos donde ver el privilegio de contemplar villas nobles y medievales de esta tierra nuestra como artesanos, nobles y villanos trotando con nuestras monturas del siglo veinte cual caballero correcaminos de otros mundos con rocinantesde acero.

Empezamos el recorrido desde el Parque Ribalta de Castellón, frente a la Farola , que es unmonumento emblemático de Castellón , fue construida en 1929, porel arquitecto Maristany, sobre el lugar de la coronación de la imagen de la Patrona de la Ciudad, Santa María deLledó, a las ocho puntuales con los nervios de toda salida en vespa y en comendados a nuestra patrona nos ponemos en marcha. El comienzo fue como si de un gran premio se tratara, pero tan solo eran los nervios por el salir rápido, y ya puestos en carretera nos fuimos colocando en fila de uno, y fueron pasando los primeros kilómetros por Borriol, Albocasser, y paramos en Traiguera para reagrupar el grupo y continuar…pero la Madrileña necesitaba comida y lo comento al responsable de ruta y me dice…manolito-ito, adelántate al grupo y pones gasolina en La Cenia, cuando pasemos te unes al grupo, dicho y hecho, salgo como si me dieran ventaja para ser el primero en la recta de meta, ¡pero¡, tan rápido iba o tan ensimismado en las vistas verdes paisajes que el cruce de Rossel que tenia que coger para repostar no lo vi, y me paso, cuando me di cuenta de mi error, un cartel ponía… Vinaroz 12.¡oñoooooo¡, ¡pienso¡, no pasa nada, a Vinaroz , pero si pasaba jejeej por que luego tendría que hacer cerca de cuarenta kilómetros mas para unirme al grupo, esto solo me pasa a mi, y hoy fueron poquitos kilómetros de despiste feliz…repostamos y pasamos Alcanar,

 

 

Embassament Uldecona, Fredes, Salt de Robert

Ulldecona,San Rafael y nos unimos para el almuerzo en el Moli d´Abat  con un paraje increíble al lado mismo del Río Sénia, en la entrada al parque natural de La Tinença de Benifassà y de Els Ports, esta sería la puerta para entrar en otra dimensión de sentimientos, sensaciones y olores de otros tiempos y sobre todo de una amistad con los amigos/amigas del ClubMoto Clásica Castellón, con su variedad de motos clásicas y es que a mí me enamoro el sonido de una Triumph creo del 82 con sus dos tubos de escape y su ronroneos de chica mala, y las Montesas que se defendían en un terreno que se mueven como si hubiesen sido creadas para sentir la montaña en cada uno de sus tornillos, de hecho las H6 eran en sus tiempos las autenticas reinas del campo,doy fe de ello que trabaje con ellas durante unos años en pleno Pirineo Navarro(pero eso es otra historia).

Proseguimos con el estomago lleno después del bocata y el café del tiempo y con los  comentarios jugosos y ocurrentes por mi despiste vamos dejando atrás la Pobla de Benifassa, Castell de Cabres el terreno montañoso empieza a mirar el cielo, con abundancia de pinares y parajes pintorescos, con pueblos que parecen hechos de ingeniosa fantasía enclavados en picos de montañas donde sólo llegan los Ángeles, y entre sus calles estrechas seguro que recogen historias de quereres añejos con amores y sueños olvidados por el paso del viento, entre sus esquinas esculpidas con silbidos de recuerdos al pasar. En la bajada a Morella disfrutamos con nuestras monturas derrochando adrenalina, y nos dirigimos a repostar de nuevo, y bueno aquí ocurrió la anécdota del día,…levanto el asiento de la vespa y mientras busco en la guantera el aceite para la mezcla, veo que el ”buen” gasolinero esta ya en su labor , ¡PEROOOOOO¡,¡PAAAAARE¡ le digo, ¿Dónde está echando la gasolina usted hombre de Dios?,jejejejejejeje que me parto al recordarlo, pues estaba echándola en el  conducto que hay para la entrada del airedebajo del asiento, (cuantas vespa habrá repostado este buen hombre), por supuestoque toda estaba en el suelo, ¡pero¡, como siempre hay que mirar lo positivo… me limpio todo el chasis por dentro, pero lo bueno es que quería cobrar la que tiro por su error, jejejejje, desde luego…..hay gente para todo, como dice el amigo Antoño.


Tronchon

Ya,camino de la que sería la estrella de esta vuelta a la provincia de Castellón la comida, seguimos por la comarca de los puertos y nos adentramos en la comarca del Maestrazgo Aragonés para llegar a Tronchon (Teruel),que como curiosidad os diré que destaca el conocido queso de Tronchon, famoso desde hace mucho tiempo pues Cervantes ya lo mencionaba en el Quijote, se caracteriza por tener un sabor fuerte y ser una de las joyas gastronómicas del Maestrazgo Turolense, además cuenta la leyenda que nunca faltaba este famoso queso en la mesa de la Reina María Antonieta, y nosotros amen de queso comimos viandas de la tierra en la famosa y conocida casa Matilde, donde el comer es un autentico placer, un lujo casero para la vista y el estomago, para todo el que se adentre en estas tierra rural y cultural enclavada en plena Cordillera Ibérica.

Y como el reloj del campanario de la torre de la iglesia de este bonito pueblo parado y roto, como queriendo retener el paso del tiempo por siglos, abrazando si fuera posible el retener todos los instantes, inclusive el más perdurable, pero a la vez el ansia de disfrutar de lo que es imposible retener ... el sabor del instante como un buen amor con sabor a vino dulce. Nosotros y nuestros cuerpos deberíamos partir hacia otros logros, otras vidas, otros lares donde guardar los kilómetros como tesoros en forma de esos famosos quesos nacidos en este rincón Turolense de una tierra increíble llamada España.

Lo que queda de la vuelta, la otra mitad, sería fácil de contar, porque sería como volver a empezar a contaros el principio de esta crónica, el amor por el viajar acompañado de una vespa, el disfrutar de paisajes mas allá de lo contado, el valerse de un lenguaje para dar forma a algo que se desea tocar, retener y guardar... incluso el desear el contaros mi disfrutar de la pasión en una vida gracias a la vespa, desearía que mediante mis escritos vuestros ojos se cerraran y vuestra mente abriera la puerta de la imaginación, y que en ella recorrierais también junto con mis ojos el ir y venir en un mundo donde la pasión es el vivir de ver los sentimientos contados en el sillín de una vespa.


En casa ..........Sin novedad..



Las fotos... AQUI






Ser felices


Manuel M.



 

 

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.