-El motor fuera y un puñado de arandelas me sirvieron para tomar la medida necesaria para enchufar un 130/70/10.
-Dos mitades anchas de llanta (tapando el agujero de la válvula en una de ellas), fuera los espárragos de serie del tambor y dentro unos de acero inox.
-A partir de aquí se complica la cosa, pero solamente un poquito. Con el calibre, metro, compás y alguna otra herramienta, tomé medidas y las trasladé a mi fiel MAC G4 (eso era un MAC, y no los de ahora) para vectorizar y preparar la maqueta de mi primer "wide tyre kit".
-Salió todo bien, por lo tanto solamente tuve que encargar que lo cortasen en aluminio (tanto el separador de la llanta, como el separador del brazo basculante), con agua a presión (muchas gracias al equipo de ARM WATERJET).




Este es el primer separador que preparé para mi Vespa "Dexedrina". Sobre el las dos primeras maquetas que me sirvieron para afinar medidas (cortadas con laser en madera). Se puede observar lo "rudo" del diseño, pero en ese momento primaba la rapidez ante el estilo.    

-Sabemos que todo se puede mejorar, por lo que hace un par de años rediseñé el separador de la rueda y lo sometí a una cura de adelgazamiento, quedando mucho más atractivo y liviano.





Aquí está la segunda versión, con mejor presencia, más ligero y acabado en Powder coating. También podéis ver las dos maquetas, cortadas de nuevo con laser, que utilicé.    



El tambor con los esparragos de acero inox. Muy importante colocarlos antes de pintar, pulir...

-Es innegable, hasta para los más reacios a este tipo de inventos, que el look que da es potente y "musculoso".






-En cuanto a lo de que, como dicen algunos, da más seguridad en la frenada y más agarre en curvas os puedo decir que es cierto, pero no como para tirar cohetes. Mi opinión personal es que el fuerte de esta transformación es, como la mayoría de ellas, puramente estética.
 

 

Publicado por El TALIÓN

No tienes derecho a publicar comentarios. Debe estar registrado.